503vadesallavavajillas¿Para que se usa la sal en el lavavajillas?

La sal en lavavajillas se emplea en conjunto con el descalcificador que trae el aparato para “ablandar el agua dura”. Para entender esto hay que saber que si el agua usada en el lavado tiene cal dejará manchas en la vajilla. Incluso en algunos casos puede estropear el cristal de vasos o copas.

Además con el paso del tiempo, la cal puede llegar a acumularse y obstruir alguna manguera interna del aparato, ocasionando una avería por falta de mantenimiento.

En algunos modelos de lavavajillas Bosch, Siemens o Balay esta avería se nota porque al minuto de comenzar el programa de lavado el aparato mostrará un código de error y se detendrá. Porque no coje agua o por lo menos no coje la suficiente para comenzar a lavar.

                                                                

La sal no se usa para alterar directamente la dureza del agua. La dureza del agua mide la concentración de iones de calcio y magnesio, que pueden estar presentes y que pueden provenir de sales carbonatadas.

Para “ablandar el agua” todos los lavavajillas traen incorporado un descalcificador. Utiliza bolitas de resina (comúnmente zeolitas) para intercambiar cationes de calcio y magnesio por cationes de sodio que no afectan la calidad del lavado.

Cuando estas bolitas de resina se satura ya no pueden capturar más cationes de calcio y es necesario regenerarlas. Esto se logra haciendo pasar sal diluida en agua (como fuente de cationes de sodio) a través del descalcificador, para invertir el proceso y “limpiar” las bolitas de zeolitas.

Cuando comienza el ciclo de lavado el lavavajillas realiza un vaciado y luego se pone a cargar agua. Parte del agua que va entrando llena el depósito de sal, esta se diluye y al comenzar el lavado, esta agua pasa al descalcificador. El agua salada dentro del descalcificador regenera las zeolitas que han ablandado el agua. Intercambiando los cationes de calcio y magnesio por los de sodio. Es por esto que cada cierto tiempo es necesario recargar sal.

Antes de poner en marcha el lavavajillas por primera vez, llenar el depósito de sal con agua (1 litro aprox.)

  • Una vez lleno de agua hay que añadir sal hasta que quede lleno el depósito.
  • De esta manera el agua rebalsa y se derrama por el interior del lavavajillas pero no ocasiona ningún problema, siempre que el lavavajillas se ponga en funcionamiento inmediatamente después de este proceso, ya que de otra manera el agua con la sal diluida podría perjudicar.

 ¿Puedo no usar sal en el lavavajillas?

  • Si llegaste hasta aquí ya tienes claro porque es necesario llenar de sal el depósito del lavavajillas, pero… ¿Siempre hay que usar sal?
  • Puedes ahorrarte la sal del lavavajillas si en tu domicilio la dureza del agua es baja, es decir, si el agua es blanda.
  • La sal debes usarla solo si la dureza del agua es superior al valor que indique el manual del lavavajillas. Normalmente si la dureza del agua fuera superior a 16º o 17º deberías cargar de sal el depósito del lavavajillas o bien puedes usar otros métodos. (leído en el completo blog de Antonio González).
  • Si el valor de dureza del agua superara los 40º, deberías usar la sal en el depósito del lavavajillas y el descalcificador que viene incorporado en el electrodoméstico.

Los otros métodos que puedes usar son las pastillas de detergentes que vienen con sal incluída y con abrillantador. El famoso Fairy es uno de estos fabricantes.

Entonces si la dureza del agua es:

Menor de 16º no es necesario usar sal.
Mayor de 16º podemos usar sal o pastillas con sal.
Mayor de 38º hay que poner sal y usar su descalcificador.

¿Y qué pasa con el tipo de sal? Pues bien, no es necesario usar la más cara que encuentres para asegurar un buen rendimiento en la regeneración del descalcificador.

No es necesario una sal especial. Usar la “sal gruesa” o gorda sirve para cumplir la función de regenerar el descalcificador.

Aunque en algunos sitios de fabricantes recomiendan no usarla por distintos motivos que ellos argumentan:

“La Sal para Lavavajilla no puede ser sustituida, porque esta no contiene carbonatos de hierro, los cuales pueden aumentar la dureza del agua y dañar el lavavajillas”.

“La sal para lavavajillas es más gruesa que la regular, lo que ayuda a que se disuelva lentamente, caso contrario podría bloquearse el descalcificador”.

“También contiene agentes anti-apelmazamiento, especiales para que no se convierta en una masa sólida”.

Que tipo de sal usar corre por cuenta de cada uno. Si de todas maneras quieres usar un tipo de sal especial para tu lavavajillas, puedes ver una comparativa más abajo.

                                                                        

Distintos tipos de sal para lavavajillas

¿Y que tipo de sal es conveniente usar? Como dije mas arriba, la sal gruesa o sal gorda cumple con la función de regenerar el descalcificador del lavavajillas. También hay distintas opciones en marcas de sal para lavavajillas

¿Entonces que es más conveniente?

Si crees que la sal común gruesa puede ocasionar problemas a tu aparato, puedes usar alguna especial.

Pueden encontrarse tres clases distintas de sal:

  • Sal Marina: obtenida evaporando el agua de mar mediante energía solar. Este tipo de sal contiene un 99% de Cloruro sódico y un 1% de otras sales. Es ideal para el consumo humano.
  • La sal de mina: Extraída de minas de Cloruro Potásico. Contiene impurezas y se utiliza para procesos industriales.
  • La sal Vacuum: Obtenida aplicando procesos de refinado a la sal obtenida por procesos de extracción de las minas.

Viendo esto consideraría no usar sal marina como alternativa a las sales especiales para lavavajillas.

En este enlace puedes ver una comparativa de precios. Están los principales supermercados. Tienes los precios de sal para lavavajillas Eroski, Mercadona, corte ingles, y varios más, aunque no dan las características de cada producto (marcas y precio de sales para lavavajillas)

                                                 

Avería ocasionada por la sal en el lavavajillas

Y para terminar ya con esto de la sal en los lavavajillas (puff, que largo se hizo) lo más temido, Las averías.

Más allá de una avería ocasionada por un tipo de sal como quieren inculcarle los fabricantes. La avería la puedes ocasionar por una mala costumbre que he observado en repetidas ocasiones.

Debes tener precaución y SIEMPRE recargar el depósito de sal justo antes de poner a funcionar el lavavajillas.

¿Por qué debo llenar el lavavajillas justo antes de ponerlo a lavar?

  • Porque de no hacerlo corres el riesgo de dejar granos de sal derramados sobre el acero inoxidable. Y si este estuviera húmedo, los gránulos no se disolverán, y al cabo de repetirse este proceso varios días/meses el acero se picaría. Entonces tu lavavajillas perdería agua hacia la bandeja inferior interna,. Donde está el motor, cableado, etc.
  • Ya tienes una avería!

Fuente: http://www.serviciotecnicohome.com/averias-frecuentes-electrodomesticos/averias-lavavajillas/sal-y-lavavajillas-todo-debes-saber

¡Comparte!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone