vadesalexperimentosLa sal es un compuesto químico comestible, que frecuentemente se puede encontrar en cualquier casa.

Por lo que ahora queremos traerles la posibilidad de realizar dos sencillos experimentos con sal, algo que puede ser accesible a todos y que permite una fácil manera de acercarse a los experimentos científicos.

Con elementos que pueden encontrar fácilmente en su casa se pueden realizar estos experimentos, orientados principalmente a niños entre 8 y 12 años, que podrán comprobar algunos de los efectos que la sal produce en otro compuestos como el agua y el hielo.

Experimento para enfriar el hielo

Este experimento permitirá demostrar cómo la sal disminuye la temperatura del agua y también derrite el hielo, lo que determina por ejemplo que en algunas zonas se utilice mucha sal en invierno para el hielo que se forma.

Los materiales son:

  • 2 vasos
  • cubitos de hielo
  • una bandeja de corcho blanco
  • sal

Primero ponemos en la bandeja un poco de agua y sobre el agua los dos vasos. Luego agregamos en los vasos la misma cantidad de cubitos de hielo. En uno de los vasos añadimos un par de cucharadas de sal común y en pocos minutos observarás que los cubitos se funden con mayor rapidez.

Si esperas una media hora, podemos tocar los dos vasos y apreciar que la temperatura es inferior en el vaso con sal. Para concluir si levantamos los dos vasos, veremos que el agua bajo el vaso con agua y sal se congeló y que la bandeja se queda adherida al vaso.

Resulta que existe una capa de agua líquida en equilibro con el hielo en la superficie de los cubitos. Y al agregar sal, parte de ésta se disuelve en el líquido que rodea los cubitos formando una solución saturada y rompiendo el equilibrio con el hielo.

Para volver al equilibrio la solución tiende a diluirse y el hielo a enfriarse y esto se logra fundiendo parte del hielo. Como resultado el agua que estaba debajo del vaso se congela y la bandeja queda pegada vaso.

Este fenómeno se aplica en la práctica cuando se agregan grandes cantidades de sal a las carreteras heladas porque al adicionar sal el hielo y la nieve se funden aunque la temperatura sea menor de 0 °C.

El experimento del objeto flotante

La sal determina que algunos objetos floten en el agua. Si alguien nada en el agua salada del mar, le resultará más fácil mantenerse a flote, precisamente gracias a la presencia de la sal. Este experimento permitirá conocer cuánta sal es necesaria para hacer flotar diferentes objetos en el agua.

Materiales:

  • un bol grande
  • agua
  • una canica
  • una manzana
  • un huevo
  • sal

Primero introduce en el bol al menos medio litro de agua fría. Luego irán introduciendo una cucharadita de sal a la vez para ver cuántas cucharadas serán necesarias para hacer flotar un determinado objeto.

Lo ideal es comenzar con el huevo, para el que se necesitarán aproximadamente 9 cucharaditas de sal hasta hacerlo flotar.

Luego se irán introduciendo distintos objetos, tales como la manzana y la canica, y ver cómo estos objetos alcanzan el nivel en que flotan a medida que se le va agregando sal al agua. Lo interesante es ver cuánta sal se necesita para cada objeto y cómo se relacionan estos objetos entre sí.

La clave del experimento es la densidad. Al agregar sal al agua, esta se va haciendo cada vez más densa y cuando el agua supera la densidad del objeto, el objeto flota.

Si realizan estos experimentos en casa no dejen de comentarnos cuáles fueron sus resultados.

Fuente: http://www.ojocientifico.com/2011/03/04/experimentos-con-sal