Sin duda es un elemento imprescindible para cualquier persona que realice con cierta regularidad trabajos mágicos. Se trata de un objeto de precio muy asequible, nada difícil de encontrar y de una potencia tremenda, además de ser un multifunciones de primer orden, tiene la ventaja de no desprender olores que puedan resultar desagradables, no mancha, se limpia fácilmente.

Se usa sobre todo para limpieza y protección. Puede utilizarse tanto sal de roca como sal marina, ambas son benéficas puesto que, se dice, la primera atrae las bendiciones de los elementales de la tierra y la segunda las de los del mar. En la antigüedad era un bien preciado y, en muchas ocasiones, se utilizaba como moneda de cambio cuando se comerciaba mediante el trueque. Por eso tenía un valor añadido que hacía de la sal un elemento mágico casi reverenciado.

vadesalEstá muy extendida la superstición de echar una pizca de sal sobre el hombro izquierdo cuando ésta se ha derramado accidentalmente un salero, es una forma de alejar a demonios y malos espíritus. Desde muy antiguo, era costumbre arrojar un buen puñado de sal al fuego cuando entraba en la casa alguien sospechoso de practicar la brujería (negra, se entiende). Una práctica que se solía hacer para estos casos era esparcir sal por el sitio en el que había estado la persona sospechosa y después se recogía, arrojándola al fuego, de tal manera se evitara que volviera esta persona a visitar la casa

Otra práctica muy antigua para cuando se reciben visitas no deseadas era la de la sal y la escoba. Con cualquier excusa, se abandonaba la habitación donde estaba la persona que no se quería que volviera a la casa, preferentemente en la cocina, se arrojaba un puñado de sal al suelo y sobre ella se colocaba la escoba apoyada por el palo, es decir, con la parte con la que se barre, hacia arriba, después se atendía el tiempo que fuese necesario al la incómoda visita; una vez que esta se había ido, se barría con la escoba la sal, mientras se recitaba una frase en la que se expresaba claramente el deseo de que esa persona no volviera a entrar nunca más en esa casa. Se trata de la llamada Magia simpática, de la misma forma que barres de tu cocina la sal, “barres” a esa persona de tu vida.

Cuando se realizan rituales elaborados de protección y de limpieza de energías negativas, en los que se utilizan varios elementos como velas, inciensos, etc., realizar un círculo protector con sal que rodee todos los utensilios mágicos, nos asegura la protección durante el ritual de los mismos. Cuando se realizan círculos mágicos que rodean solamente el altar o bien el altar y oficiante, es conveniente reforzar el perímetro con sal; hay gente que traza el círculo solo con sal y hay gente que lo hace con tiza, yo aconsejaría, a los que utilizan exclusivamente la tiza que también usen la sal, puesto que es un seguro contra cualquier entidad o energía negativa que pueda sentirse atraída por el trabajo. No olvidemos que cuando se realiza cualquier ritual, por sencillo que este sea, a no ser que se haga de forma mecánica y no sentida, lo normal es que se abran canales que algunas energías no deseables pueden intentar traspasar, un círculo de sal perfectamente cerrado evitará que estas se acerquen.

Queda claro Protección, limpieza, neutralización de daños, descarga, razonamientos, conservación… los usos de la sal en las prácticas mágicas son tan diversos como efectivos. Desde tiempos muy remotos, constituye un ingrediente indispensable para todo tipo de rituales. Los magos utilizaban sal para proteger sus herramientas, para deshacer maldiciones, para realizar una efectiva limpieza del espacio. Además de esas ventajas, existe otra fundamental: está al alcance de todos. Pero, cuidado, el hecho de que sea un elemento cotidiano a veces conspira contra quien desea aprovechar sus ventajas. Si usted quiere emplear la sal como ingrediente esotérico, debe saber exactamente cómo utilizarla según el objetivo. De eso trata esta nota. Le enseñamos diferentes técnicas para trabajar con sal y beneficiarse con sus poderes.

La sal tiene un valor esotérico al simbolizar la pureza en rituales religiosos de todos los tiempos.

Veamos un resumen de los 7 poderes mágicos que por siglos diversas culturas mundiales le han adjudicado a la sal:

1. Repele las energías negativas
2. Aviva y aumenta el efecto benéfico del incienso.
3. Aleja los espíritus negativos. Al regresar a casa después de un día intenso, se recomienda untar sal en una esponja de baño, añadirle un poco del jabón favorito y frotarse el cuerpo de arriba hacia abajo para eliminar las “malas vibras” que se han recogido durante el día.
4. Aleja visitantes indeseados. Echar un poquito de sal en la puerta de entrada. Si la persona que abandona nuestra casa trajo malas intenciones, ya no volverá.
5. Aumenta la concentración. Se recomienda llevar un bolsito pequeño de sal en el bolsillo cuando vamos a tomar un examen o presentar un proyecto.
6. Repele el mal de ojo. (Mezclarlo con pimienta negra y colocar en un recipiente en la sala u oficina).
7. Atrae el dinero. Cuando se añade una bolsita de sal a los arreglos florales secos que se cuelgan en la puerta de la casa).
Y un último consejo de los antiguos romanos: que nunca te falte un pote de sal en tu despensa porque representa tu sustento. Cuando falta la sal o se desperdicia, escaseará el dinero y el empleo.

RITUALES CON SAL:

MAL DE OJO
Hay un ritual que suelo recomendar o realizar siempre que creo que hay algún tipo de magia o mal de ojo sobre alguien:

Utensilios:

  • 1 plato
  • vinagre
  • sal

En el plato se hace una CRUZ DE SAL y en el centro de la misma se ECHAN 3 GOTAS DE VINAGRE, se mete debajo de la cama de la persona en cuestión y se recen 3 raciones ( a quien creamos o tengamos Fe) se deja 9 días, y después de este tiempo se tira al wc …se vuelve a colocar otros 9 días ( se repite por tres veces)

¿MAL DE OJO?
Cuando se sospechaba que alguien estaba intentando hacer mal de ojo, una protección era bañar en agua con sal las plantas de los pies y las palmas de la mano tres veces, después se bebían tres sorbos del agua salada y por último se echaba al fuego lo que quedaba de dicha agua.

DINERO
Si quieres proteger y aumentar tus finanzas, se recomienda arrojar tres puñados de sal sobre el fuego, a primera hora del día, concentrándote en tu objetivo.

PROTEGER LA CASA MALAS ENERGÍAS
Arrojar la sal y agua bendita en los cuatro puntos cardinales del lugar a limpiar, pero en esta ocasión, por dentro. Hay una modalidad que se cree más antigua aún y sería modelar una pasta con la sal y el agua bendita, para sellar con ella las puertas y ventanas del lugar.

ENFERMOS
Para los enfermos que tienen que permanecer varios días en reposo, se aconseja poner un plato con sal debajo de su cama, cada mañana la sal se renovará, arrojando lejos de la casa la vieja, puesto que la idea es que la sal va absorbiendo la energía negativa que ha enfermado a la persona, así que hay que lanzarla lejos, o mejor, enterrarla, para deshacerse de ella. si alejamos la sal que ha absorbido la enfermedad, estamos simbólicamente expresando que alejamos también el mal de nosotros.

Enid de Edwin / el Circulo Celta

Fuente: http://elcirculocelta.blogspot.com.es/2013/07/la-magia-de-la-sal.html

¡Si te gusta Compártelo! Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone