vadesal¿Habías imaginado alguna vez que podías emplear la sal para mejorar algunos aspectos de tu piel?

Pues así es. La sal es un ingrediente que constantemente aparece en muchos productos de belleza y ha sido empleada como exfoliante desde hace mucho tiempo.

Descubre en este artículo algunas de las ventajas de emplear sal para tu cutis.

Estas son algunas de las utilizaciones que tiene la sal para el cuidado de la piel:

Para exfoliar el cuero cabelludo: es ideal para combatir la caspa. Simplemente coloca sal sobre tu cuero cabelludo y masajéalo. Luego, lava tu cabello de forma habitual.

Inflamación de párpados: si tienes los ojos inflamados, con esas molestas bolsas que suelen formarse debajo de ellos, pues nada mejor que hacer compresas de agua caliente y sal.

Sales de baño: son ideales para relajar tu organismo y también quitar las toxinas de tu piel. Son fáciles de conseguir y las disfrutarás mucho.

Barros: también las compresas de agua tibia con sal serán ideales para reducir las inflamaciones de esos barros y granos tan molestos que salen en tu piel.

Como exfoliante corporal: mezcla un poco de aceite, loción o crema para el cutis con sal y espárcela sobre las zonas que quieras exfoliar. Así de sencillo.

Exfoliante después del baño: cuando hayas salido de la ducha y aún tengas la piel húmeda, coloca sal en una esponja y masajéate.

Conseguirás exfoliar el cutis y, además, tener mejor irrigación sanguínea.