nafta vadesalSi de algo está sirviendo que la crisis política de Ucrania salga a diario en las portadas de la prensa es que mucha gente está descubriendo las maravillas de un destino turístico de primer orden como es la península de Crimea, entre el Mar Negro y el Mar de Azov.

Una de estas maravillas es la región de Arabat, donde se encuentran los lagos de sal de Sivash.

Estas lagunas separan la península de Crimea de la parte continental con paisajes salados que recuerdan a las artísticas formaciones, blancas y brillantes.

El nivel de las aguas de Sivash es muy poco profundo, inferior a un metro.

En verano el calor provoca su evaporación casi total, un proceso natural que va acompañado de un horrible hedor que ha hecho que este lugar se haya ganado el sobrenombre de “Mar Podrido”.

El agua se evapora y queda la sal, uno de los productos naturales más valiosos de Crimea.

Al final del verano, numerosas salinas de color blanco y rosa cubren decenas de kilómetros.

El color rosado es el resultado de la presencia de micro algas.

Crecen en estas condiciones tan duras y producen altos niveles de beta-caroteno, un pigmento rojizo que lo protege de la luz solar intensa de la región.

La sal es recogida por los comerciantes y se exporta a Rusia, la Unión Europea y Japón, donde es muy apreciada últimamente por su supuesto valor en la lucha contra los efectos de la radiación.

A lo largo del año la variedad de colores que uno puede observar en Sivash es casi infinita.

Toda la región toma el aspecto de la colosal paleta de un pintor gigante donde podemos apreciar las tonalidades del melocotón, mostaza, verde lima, azul, granate, verde, beige, marrón…

Fotos: Sergei Anashkevitch
Fuente: http://canalviajes.com/los-lagos-de-sal-de-sivash-en-crimea/

¡Si te gusta Compártelo! Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone