vadesalVamos a ir directo al punto – a la mayoría de la gente le encanta la sal.

Perfeccionar la forma de comer sal es un arte que muchos aún no han descubierto. No todas las sales son iguales. Alton Brown, de Food Network Fame explica que toda la sal fue sal de mar en algún momento, incluso si se encuentra en los Himalayas.

Muchas sales naturales han obtenido la condición de gourmet y son recomendadas por su rico contenido de minerales proporcionando numerosos beneficios para la salud.

Elegir una sal depende de las preferencias de sabor individuales y de la aplicación para la que se va a utilizar. Así que sin más preámbulos – Te doy la sal.

Sal kosher vs sal de mesa

La sal de mesa es la sal más común que se encuentra en la mayoría de las cocinas. Esta molida finamente, la forma refinada de sal de roca, sabor ligeramente amargo debido a los aditivos utilizados para evitar que se pegue.

La mayoría de los minerales son extraídos durante el procesamiento. Algunas formas de sal de mesa son artificialmente tratados con yodo.

Sal kosher tiene un sabor más suave que la sal de mesa y es la opción de muchos chefs. El sabor se dispersa rápidamente, ya que se disuelve rápidamente. Los cristales gruesos son excelentes para curar las carnes.

Sal gruesa

Sal de los Himalayas de color rosa: Una estrella entre las sales con grandes cristales de grano más utilizados en un molinillo de sal. Estas sales gruesas no son tan sensibles a la humedad como de otros tipos, lo que les permite ser almacenadas durante largos períodos de tiempo.

Sal rosa de los Himalayas no esta refinada y es rica en minerales, por lo que es una opción saludable. Útil para usar como condimento o como una sal de acabado.

Sal para sazonar vs sal de acabado

Brown explica que la sal para sazonar extrae y mejora el sabor de los alimentos durante la cocinacion. Sal de acabado se rosea justo antes de comer, “… adquiriendo un poco de textura crujiente al final.”

Sales para sazonar

  • Kala Namak: sal no refinada, auténtica de la India con un sabor fuertemente sulfúrico. Preferido por los chefs veganos para añadir un sabor parecido a los huevos a los platos.
  • Sal marina Alaea de Hawai: Sal tradicional de color rojo que se usa para conservar y condimentar los alimentos. Enriquecido con Alae, un barro volcánico rojo, que añade óxido de hierro para dar color y sabor. Tiene un sabor terroso y suave y se utiliza en los platillos auténticos de Hawai.
  • Sal marina francesa: Recolectada manualmente de la costa atlántica de Francia, esta sal no refinada es rica en minerales, especialmente yodo en forma natural. Un reemplazo perfecto para el sabor químico de la sal yodada. La sal tiene una textura húmeda y es más baja en cloruro de sodio que otras sales.

Sales de acabado

  • Sal marina italiana: Desde la costa de Sicilia, esta sal no refinada es rica en cloruro de magnesio, yodo, flúor, potasio y sodio. Tierna y sabrosa.
  • Hiwa Kai hawaiana o Sal del mar Negro: Negra en el color debido a la adición de carbón activado, que mejora el sabor. El carbón activado es conocido por su capacidad para ayudar a desintoxicar el organismo, así como neutralizar los ácidos del estómago, ayudando a prevenir el reflujo de ácido estomacal.
  • Sal Celtica o Sal Gris: sal gris, recolectada a mano en la costa de Bretaña, en Francia, es considerada una de las mejores sales por muchos en el mundo culinario. La sal no refinada contiene minerales, viene en diferentes tipos de molidos, grueso, fino o extra fino y proporciona un sabor rico y delicioso.
  • Fleur de sel: Considerado como el caviar de sales, esta sal especial es cosechada a mano de estanques salinos de la región Guerande de Francia. La sal “crece como una flor” en la superficie del agua en condiciones climáticas apropiadas. Sólo cosechan una vez al año. Se dice que se derrita lentamente en la lengua con un sabor persistente y terroso.

Rociar sal

A la mayoría de los chefs en los restaurantes y profesional se les enseña a rociar sal a los platillos mediante el método de tres dedos.

Aunque esto parece demasiada sal la primera vez, en realidad es el equivalente de 1/8 a 1/4 cdta. Así que utilice este método para rociar sal y mantener el control para evitar el exceso de sala en los platillos. ¿Qué hay en tu salero?

Fuente: www.naturalnews.com