423quesonlamparasvadesalLas lámparas de sal tienen efectos positivos para la salud y el bienestar.

Además, iluminan y armonizan todos los rincones de la casa.

Las lámparas de sal están formadas por piedras de sal con una bombilla o una vela en su interior. Son mucho más que una lámpara de luz tenue, tienen efectos positivos para la salud del ser y el ambiente.

“Es beneficioso para la relajación, conciliar el sueño, reducir la sensación de fatiga y estrés, mejorar la concentración, equilibrar el ritmo cardíaco y respiratorio, alergias, asma y otros problemas respiratorios, depresión, fatiga crónica, insomnio, reumatismo, problemas de tiroides, hipertensión y para decorar, iluminar y armonizar los rincones perdidos donde se estanca la energía”, explicó a Tu Día Paola Bonavitta, de Maina, Reiki y Astrología Maya.

Beneficios:

                                                               

  • Por su color y la suavidad de su luz, crea un ambiente cálido y relajante. Absorben el exceso de ondas electromagnéticas emitidas por la radio, televisión, ordenadores y absorben la humedad.
  • En Feng Shui son un elemento que transmite buen “chi”/energía y se pueden ubicar en zonas oscuras. Neutralizan los malos olores, el humo del tabaco y absorben el polvo.
  • La sal contiene casi todos los oligoelementos (en especial yodo) de los que depende el buen funcionamiento del organismo.
  • El yodo enriquece el ambiente con iones negativos, equilibrando el exceso de iones positivos (perjudiciales para la salud).
  • Los iones negativos tienen efectos beneficiosos en nuestro organismo a nivel circulatorio, inmunitario (refuerzan las defensas), digestivo y respiratorio.

  • De hecho, las lámparas de sal están indicadas para personas alérgicas y con problemas respiratorios.
  • Las lámparas de sal también ayudan a eliminar la negatividad del ambiente, cuando hay mucha tensión, discusiones, peleas, en una casa, u oficina, aparece un charco de agua alrededor de la lámpara porque la sal transforma esas malas vibraciones en agua.

Meditación:

Tomate unos 20 minutos y sigue los pasos indicados en un ambiente de tranquilidad y silencio.

Relajate y sentate con la espalda recta en una silla. Coloca la lámpara de cristal de sal delante tuyo.

  • Encendela. Mirá la luz y olvídate de todo lo que te rodea. Si notas que te vas a distraer, concentra tu atención en la luz y deja que ésta penetre en cuerpo y en mente.
  • Cierra los ojos y siente el calor y la luz en tu pecho.
  • Dejá que la luz te invada poco a poco hasta notarla en el plexo solar y en la cavidad abdominal. Si lo deseás, abre los ojos de vez en cuando para que penetre más luz en tu interior.
  • Sentirás como llega hasta tus brazos, caderas y piernas, descendiendo hasta los dedos de tus pies. Deja que la luz suba hasta la nuca y disfruta de la sensación de estar lleno de luz.

Piensa en las personas con quienes desearías compartir estos momentos de meditación y relajación y expande tu conciencia con un sentimiento de amor. Poco a poco, muy lentamente, vas notando cómo la luz se disuelve en tu interior.

Abre los ojos y continua todavía durante unos instantes contemplando la luz de la lámpara.

Por Gabriela Martín

Fuente: http://www.diaadia.com.ar/tu-dia/tu-casa/que-son-para-que-sirven-lamparas-sal

¡Comparte!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone