vadesalEl herpes labial o herpes febril es una lesión que se forma en los labios, mentón, mejillas o la nariz del infectado. Son ampollas dolorosas causadas por el virus del herpes simple y son muy contagiosas.

Una vez que se desarrolla el virus del herpes labial por contagio, hay que cuidar mucho la zona para tener el menor dolor posible y evitar que se propague. Esta condición genera muchas molestias a quienes la padecen, pero combatirla con remedios caseros es posible.

Toma mucho líquido. Eso ayudará a una mayor hidratación de tu piel y también del labio, cargándolo de defensas para soportar mejor el herpes y no dejar que éste propague. Los zumos de frutas, cargados de vitamina y agua, ayudarán con creces en el procedimiento.

El extracto de samento: Esta sustancia está disponible en cápsulas y en forma de líquido. Se extrae de plantas que se encuentran en muchos bosques de todo el mundo y estimula el sistema inmunitario. En efecto, el virus del herpes se manifiesta normalmente cuando el sistema inmunitario se debilita.

Humedecer con leche la herida. Las proteínas de la leche permiten aliviar el dolor del herpes mientras que la temperatura fría puede calmar el ardor que genera la herida. Entonces, humedece un copito de algodón en leche y aplícalo sobre la zona afectada.

Repite el procedimiento durante varias horas al día para calmar el dolor.

El aceite del árbol de té: Esta sustancia es un auténtico cura todo cuando se trata de problemas relacionados con heridas abiertas o llagas. La mayoría de los aceites del árbol de té se concentran en destilados para maximizar su eficacia. Por esta razón, solo es necesaria una pequeña cantidad para tratar el problema. Frecuentemente se utiliza para combatir la úlcera, la angina (hay que hacer gárgaras con un vaso de agua y algunas gotas de este aceite). En el caso del herpes, se debe poner una sola gota en la zona infectada.

La sal es muy buena para el herpes bucal. Aunque puede escocer mucho, es un buen remedio aplicar un par de granitos de sal sobre la herida. Dejarlos actuar unos minutos y esperar que piquen, eso es señal de que están haciendo efecto en el virus.

Mezcla de aceites esenciales: Se recomienda también una combinación de estos aceites para retrasar la aparición del herpes. Se puede citar una mezcla de aceite de menta piperita, de lavanda y de aceite de oliva que se aplica directamente sobre la erupciones cutáneas. Es uno de los mejores tratamientos naturales para curar las zonas infectadas.

El té es muy buen remedio para combatir el virus labial. Aplica una bolsa mojada en el té recién preparado. Déjala actuar durante unos minutos y ve mojándola en la taza de té varias veces, el té combatirá la infección y propiciará la mejoría en el herpes bucal.

Bálsamo de limón: Puede calmar las molestias si se aplica como ungüento. En 1993, un estudio llevado a cabo sobre 15 personas afectadas por un herpes que fueron tratadas con bálsamo de limón, a razón de 5 veces al día durante 8 días seguidos demostró ser efectivo. En el 96% de los casos, el tratamiento tuvo éxito y se curaron. Se estima que la cafeína, el romero y los ácidos ferúlicos presentes en el bálsamo de limón son los que le otorgan sus propiedades antivirales.

Vinagre de manzana: Con ayuda de un hisopo o un copito de algodón, frotar suavemente el vinagre de manzana en la zona donde se encuentra el herpes labial. Este tratamiento casero es efectivo para matar bacterias mientras que el vinagre ayuda a secar la herida. Aplícalo varias veces al día y recuerda que esta solución puede picar un poco al inicio, sobre todo si la herida está abierta.

Raíz de regaliz: conocida con el nombre de glicirricina, posee virtudes terapéuticas para el tratamiento del herpes labial. Como inhibidor del crecimiento de los microorganismos.

El aloe vera es también un buen remedio para cualquier tema relacionado con la piel, especialmente con el herpes bucal. Aplícalo en la zona y notarás mejoría y alivio. Reducirá el escozor y, además, terminará con él.

Hammamelis es una planta originaria de Oriente, la cual es fácil de conseguir en las herboristerías. Sólo tienes que aplicarlo encima del herpes y notarás la mejoría fácilmente. Un buen remedio para mejorar el estado de tus labios.

Métodos para prevenir el herpes labial

  • No besar a alguien que tenga esta infección ni utilices los mismos utensilios que esa persona.
  • Lavarse las manos después de tocar un herpes, ya que puedes contagiar otras partes del cuerpo.
  • Cambiar el cepillo de dientes usualmente para evitar que la infección sega propagándose y demore en curarse.
  • Protégete del sol.
  • Visita a tu médico para que te recete algún tratamiento para acelerar la eliminación del herpes, sobre todo si tienes un brote grave o problemas en tu sistema inmunológico.

Fuente: http://www.buenasalud.net/2014/06/09/remedios-para-curar-el-herpes-labial-naturalmente.html#