vadesalTradicionalmente la sal de apio se elabora mezclando sal y semillas de apio, pero ¿donde encontrar semillas de apio?

En mi caso ha sido misión imposible, pero tal vez en otras zonas no sea tan difícil de encontrar…

De manera que me puse a ‘bucear’ por algunos foros en busca de las dichosas semillas y…

¡Tachán! encontré una forma distinta y facilísima de hacer sal de apio, aprovechando las hojas del propio vegetal.

Me pareció una opción tan maravillosa que aquí está…

Ingredientes:

  • Hojas de apio
  • Sal

Elaboración:

  • Lavar, escurrir y secar las hojas de apio.
  • Colocar las hojas en una bandeja de horno hasta que se deshidraten por completo (yo lo hice a 170º con calor arriba y abajo durante 5 o 7 minutos, pero se puede hacer con menos grados alargando el tiempo).
  • Desmenuzar las hojas secas de apio con las manos y mezclar con escamas de sal (puede ser sal común).

La proporción será en función de nuestros gustos, yo suelo ponerle la misma cantidad (en volumen, por ejemplo cucharadas) de hojas de apio secas, que de sal.

Utilidades:

Saborizar cualquier plato, ya sean estofados, caldos, ensaladas… y ciertos cócteles como el ‘Bloody Mary’

Fuente: http://lasbuenasmigas.blogspot.com.es/2013/03/sal-de-apio.html