vadesalVerduras, patatas, pasta, ensaladas, cremas, huevos…

Esta sal aporta una chispita de sabor extra a infinidad de platos, podréis usarla incluso en cócteles como el Bloody Mary.

Ingredientes:

  • Bacon cortado bien fino
  • Sal gruesa o en escamas
  • Pimienta en grano

Pasos:

  1. Precalentar el horno a 180º C.
  2. En una bandeja de horno forrada con papel, colocar las tiras de bacon sin que se toquen. Hornearlo hasta que esté muy tostado, cuanto más mejor, pero sin pasarse.
  3. Dejar enfriar sobre un papel absorbente quitando toda la grasa posible. Machacarlo con el mortero, añadir la misma cantidad de sal gruesa y pimienta negra recién molida al gusto.
  4. Mezclar todo muy bien, meter en un tarro y guardarlo en un lugar protegido de la luz y la humedad. Si se prefiere una textura más fina, se puede meter en un molinillo para pimienta.

Truco:

Es preferible usar un bacon con poca grasa y más magro.

Fuente: http://www.mis-recetas.org/recetas/126701-sal-de-bacon