Sal de Epsom

Las sales de Epsom, conocidas científicamente como sulfato de magnesio hidratado, son un remedio muy antiguo y eficaz. El magnesio no es fácilmente absorbido a través del estómago, pero sí a través de la piel, por lo que es ideal para ser utilizado en baños de inmersión con.