82 cueva de sal en Barcelona 27-8-2013Por fin llega a España la primera gruta de sal

Se trata de la recreación del microclima existente en una cueva de sal natural que permite a los usuarios beneficiarse del poder curativo de esta sustancia.

Un ambiente extremadamente relajante gracias a los juegos de luz y de música, donde se mantienen constantes la humedad y la temperatura.

La gruta está completamente revestida de sal proveniente de las minas de Polonia por sus excepcionales cualidades curativas.

Un acondicionamiento especial de la estancia hace que el aire se enriquezca con iones y oligoelementos que desprende la sal. Al respirar, estas partículas son absorbidas por el organismo, produciendo los múltiples efectos beneficiosos.

La terapia de Sal

El usuario entra en la sala y se tumba en una cómoda hamaca donde se relaja por espacio de unos 45 minutos que es el tiempo aproximado que dura la sesión.

Para entrar en la sala no se requiere una preparación específica ni ropa particular.

El usuario al respirar inhala las partículas de sal que enriquecen el aire mientras disfruta del agradable ambiente de la sala que integra musicoterapia y cromoterapia.

Al poco tiempo alcanza un estado de tranquilidad considerable. En apenas una hora de sesión habrá logrado los mismos efectos beneficiosos de tres días de exposición a la brisa del mar, además de estar profundamente relajado.

Todos los beneficios que ofrece la haloterapia vienen determinados por el hecho de respirar un ambiente salino. La concentración de aerosoles dentro de la cámara es mucho más elevada que la que tendríamos a orillas del mar.

Por ello se considera que 45 minutos en la cueva equivalen a tres días de brisa marina. Es aconsejable hacer 10 sesiones para lograr óptimos resultados.

También para los más pequeños

Los usuarios más pequeños también podrán beneficiarse de esta saludable y beneficioso tratamiento.

Encuentran en la sala un ambiente estimulante y mientras reciben la terapia pueden jugar en el suelo con la arena de sal, ver dibujos animados o escuchar cuentos en sesiones especiales.

Propiedades de la sal

La sal es un producto ionizante natural que provoca una mejora en el aire que respiramos puesto que produce iones negativos.

Entre los muchos componentes de la sal destacan por sus contrastados beneficios para la salud:

  • El yodo influye en el funcionamiento de la tiroides
  • El calcio ayuda al organismo fomentando su resistencia y regulando la función del aparato circulatorio
  • Magnesio influye en el aparato vascular
  • Sodio y potasio son ampliamente beneficiosos para la piel
  • Selenio influye en el retraso del envejecimiento cutáneo.

Hace muchos siglos que se conocen los efectos curativos de la sal. Desde Hipócrates en la Antigua Grecia, conocido como padre de la medicina, que usaba la sal como método curativo, hasta nuestros días en que se reconocen ampliamente sus efectos beneficiosos.

La popularidad de la terapia de sal se inició en el siglo XIX en el entorno de las minas de sal de Wieliczca (Polonia), donde los doctores observaron que los mineros de las minas de sal tenían menos problemas respiratorios que el resto de la población por respirar en ese ambiente.

En la década de los 90 se analizan científicamente las propiedades y efectos de la sal en el organismo con resultados positivos y a partir de entonces los científicos intentaron copiar esas condiciones recreándolas en la superficie.

El resultado son las «grutas de sal» como la de Barcelona

Por ello hoy la sal continúa siendo usada como una terapia alternativa y es considerada como un remedio natural para el alivio de varias enfermedades dermatológicas, respiratorias y alergias (estando así avalado por muchos estudios científicos).

Por ello es aconsejable cuando se padece alguno de los siguientes problemas:

  • Enfermedades crónicas pulmonares como el asma, la bronquitis o la neumonía después de la fase aguda.
  • Sinusitis, rinitis y faringitis.
  • Acné
  • Prevención y tratamiento del resfriado común
  • Falta de aire, congestión en el pecho
  • Agotamiento y baja resistencia
  • Problemas de oídos
  • Tos del fumador (incluyendo fumador secundario)
  • Tos con expectoración viscosa difícil
  • Tos seca, paroxística
  • Edema de la mucosa
  • Constipados y gripe
  • Enfermedades agudas frecuentes del tracto respiratorio
  • Síndrome de sensibilidad multiquímica
  • Estrés
  • Fiebre del heno
  • Infecciones respiratorias
  • Alergias respiratorias de contaminantes industriales y domésticos
  • Adenoides, amigdalitis

 Fuente: http://www.haloflot.com/